Emprendimiento

En Bambuleo creemos que podemos cambiar los hábitos de nuestros consumidores porque creemos que cambiar los nuestros nos ha mejorado la vida. Nos sentimos con una tremenda responsabilidad social. Ante un sistema que alimenta necesidades ficticias buscamos un tipo de consumidor que se preocupa por las consecuencias de sus decisiones de compra. Para este consumidor comprar es una acción más meditada, no es un hábito. Consumir menos y mejor y saber transmitir estos valores a nuestros clientes que a su vez se los inculcarán a sus hijos con cada gesto.

Muchas veces nos han preguntado cómo creamos Bambuleo, de dónde surgió la idea, por qué esa obsesión por el bambú y por qué nos dio tan fuerte por los fulares portabebés. La verdad es que yo no tenía experiencia en telas, ni en tintes, ni apenas en porteo, pero tuve una necesidad, me enamoré de un tejido y surgió una idea de negocio que más adelante me permitiría tener mi propia empresa y conciliar. Si eres un poco cotilla y te apetece saber más, sigue leyendo!
Abrir chat